La molécula que va a acabar con la caries para siempre

Parece imposible, pero es cierto. Los científicos de la Universidad de Yale que llevaban tiempo trabajando en conjunto con la Universidad de Santiago de Chile han descubierto y desarrollado la molécula keep 32 que acaba con las bacterias responsables de la caries en un minuto exacto.

Keep 32: Esto acabara con la caries para siempre

El nombramiento de la molécula keep 32 se debe a que 32 es el número de piezas dentales que compone la dentadura completa del ser humano. La molécula se encarga de destruir, concretamente, a la bacteria streptococcus mutans, causante de la caries dental, en 60 segundos y conseguir que deje de desarrollarse durante horas.
La investigación ha durado siete años y comenzará a ser testada en seres humanos en las próximas semanas, ya cuentan con una patente provisional por su posible salida al mercado como producto. Los investigadores buscan una empresa que financie los ensayos clínicos y el plan de negocio, que han mostrado, supera con creces sus propias expectativas y tiene una facturación promedio de 300 millones de dólares en los primeros cinco años de funcionamiento.
En Chile la idea no ha conseguido financiación, por lo que, actualmente, se encuentran buscando investigadores en el mercado internacional a través de Founder Institute con la idea de encontrar inversores como grandes multinacionales de productos de higiene dental personal o incluso de caramelos.

Cómo funciona la molécula

Esta bacteria convierte el aceite en ácido láctico, que destruye el esmalte del diente y provoca caries dental. Para destruirla del todo, ya que la molécula keept 32 detiene su evolución, habría que incluir este químico entre los componentes de nuestros productos de higiene bucal.
Para que esta sea aprobada y que los dentistas contemos con este tipo de químico, primero deben pasar según la planificación publicada, de unos 14 a 18 meses. Esto se considera que tendrá un gran potencial de comercialización ya que se podría incluir esta molécula keep 32 en numerosos productos dentales para prevenir y acabar con la caries, como, por ejemplo: dentífricos, colutorios e incluso chicles o caramelos.

No todo es color de rosa

El único problema hasta el momento, es que esta molécula y su tratamiento sea considerado un antibiótico, puesto que se encarga de la destrucción directa de bacterias. En el caso de que se le considere antibiótico o en caso de que la efectividad no sea tan alta como se afirma en los resultados publicados de las últimas investigaciones de las universidades de Yale y Santiago de Chile. Esto podría pasar ya que en muchos casos las bacterias terminan desarrollando resistencia o inmunidad a los antibióticos. De ocurrir esto, la situación empeoraría notablemente para los pacientes y para los dentistas porque esta bacteria responsable de la caries se volvería más peligrosa todavía.
En cualquier caso, y aunque la comercialización no sea tan sencilla, si es considerado antibiótico, seguramente el tratamiento podrá ser aplicado por un especialista en una clínica o adquirido bajo supervisión del dentista en una farmacia. Aunque muchos han afirmado que este descubrimiento haría disminuir las facturas de los dentistas, considero que cualquier tratamiento que mejore la salud de los pacientes, es siempre bienvenida.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Caldera de Pellet o Gas, cual es la indicada

Ventajas del pasto sintético

Cuál es la puerta más segura